Reportaje
Proyectos tecnológicos democratizan el acceso en poblaciones lejanas

Venezuela construye la independencia tecnológica

Desde su nacionalización, Cantv conjuntamente con su filial Movilnet, consolidan los servicios de telefonía fija, alámbrica e inalámbrica, así como de telefonía móvil e internet en las poblaciones lejanas o de difícil acceso.

Caracas.- Las telecomunicaciones traen cambios vertiginosos en la forma de comunicarnos. Es por ello, que el 17 de mayo nuestro país se une a la celebración del Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información para rememorar la fundación de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y la firma del primer Convenio Telegráfico Internacional en 1865.

Las puertas al mundo de las telecomunicaciones en Venezuela, se abren con  la creación de la Compañía Anónima Nacional de Teléfonos de Venezuela, C.A (Cantv) como empresa privada.

El 21 de mayo de 2007, gracias a las políticas de inclusión del Gobierno Bolivariano, esta empresa pasa a manos del Estado con la finalidad de impulsar una nueva estructura social en Venezuela en el área de las telecomunicaciones.

Desde su nacionalización, Cantv conjuntamente con su filial Movilnet, consolidan los servicios de telefonía fija, alámbrica e inalámbrica, así como de telefonía móvil e internet en las poblaciones lejanas o de difícil acceso. Los dividendos de esta empresa, se utilizan para ejecutar obras sociales y cancelar las deudas históricas de los Gobiernos del puntofijismo.

Con la llegada del Gobierno bolivariano, diversos proyectos tecnológicos -como la Televisión Digital Abierta (TDA), Canaima Educativo, Satélite Simón Bolívar, Satélite Miranda, Industria de Telecomunicaciones (Invetel), Venezolana de Industria Tecnológica (VIT), Infocentro, Venezolana de Telecomunicaciones (Vtelca), entre otros- brindan a la población acceso a las telecomunicaciones.

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones, creada el 5 de septiembre de 1991 mediante el decreto Nº 1.826, Gaceta Oficial Nº 34.801, es el ente regulador que se encarga de velar por los servicios telecomunicacionales en el territorio nacional. Esta institución, asegura el acceso a la información y consolida proyectos entre entes gubernamentales con el objetivo de masificar el conocimiento y promover la inversión en el sector.

Venesat-1, hacia la soberanía espacial
En el año 2008, lanzan desde China el primer Satélite de Venezuela, Venesat-1 (Simón Bolívar), administrado por la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales (Abae), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (Mppeuct).

La iniciativa de transferencia tecnológica que incluye la formación de técnicos especializados en el manejo satelital, facilita el acceso y transmisión de servicios de internet, y telefonía para cubrir las necesidades en el área de las telecomunicaciones en el país.

Desde su lanzamiento, el satélite Simón Bolívar, impulsa la integración latinoamericana a través de  Unión de Naciones Suramericanas (Unasur); asimismo, Cantv beneficia a más de nueve millones de venezolanos con la instalación de antenas (radio base) que reciben señales satelitales que permite la ampliación de los servicios telecomunicacionales.

Otra bondad de este satélite, es la conexión de 22 estaciones de TDA al aire, instaladas en una primera fase en distintos sectores del país, lo que representa el 70% de la población. Además, más de cuatrocientos mil decodificadores fueron entregadas a las  comunidades organizadas en mesas técnicas de telecomunicaciones.

El motor tecnológico fortalece la economía nacional

Venezuela fortalece el área de las telecomunicaciones para lograr la independencia y soberanía tecnológica; y parte de este proceso, es la consolidación del Motor de Telecomunicaciones e Informática que permite la eficiencia en los procesos económicos y  productivos enmarcados en la Agenda Económica Bolivariana.

Uno de los principales objetivos de este motor, es contribuir con el desarrollo de nuevas tecnologías para reducir el pago de licencias en divisas de software a empresas privadas y generar fuentes alternativas de ingreso. A través de este mecanismo, el Gobierno bolivariano incentiva a las empresas privadas nacionales a invertir en aras de mejorar los servicios y dejar de depender de las empresas extranjeras.

La masificación y democratización de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), es una  política estratégica de la revolución bolivariana como parte de la transferencia de conocimientos al pueblo venezolano. Una muestra de ello, es  el número de personas que cuentan con acceso a internet y telefonía, lo cual coloca a Venezuela como el primer país en América Latina que permite el fortalecimiento del poder popular con miras a transformar las telecomunicaciones.

Prensa/Mppeuct/Joelín Jiménez